Sin categoría

Entregan cuerpos de linchados a familiares.

El joven cursaba la licenciatura de derecho en Xalapa, viajó a Puebla para ayudar a su tío a construir una barda.

Este jueves fueron entregados a sus familiares los cuerpos de Alberto Flores Morales de 56 años de edad y de su sobrino Ricardo Flores Rodríguez de 21, los dos hombres que fueron linchados y quemados vivos por habitantes de la comunidad de San Vicente Boquerón, en Acatlán de Osorio, Puebla.

Los féretros con los cuerpos fueron llevados a la localidad de Tianguistengo, donde serán velados hasta el fin de semana.

Alberto era casado y con 3 niñas.

“Me lo quitaron, pero yo pido justicia, quiero que me hagan justicia con mi marido. Él era ayudante de albañil y del campo, el trabajo que le saliera, pero era trabajo bien, entonces por casualidad fueron por su material allá y los confundieron”, indicó Jazmín Sánchez, esposa de Alberto.

El miércoles por la tarde, Ricardo y Alberto llegaron a San Vicente Boquerón en una camioneta.

Habían bebido en la vía pública y cerca de una escuela. Los acusaron de pretender robarse a unos niños.

“Habían ido a ese pueblo a comprar material en la camioneta porque mi tía, su mamá de él estaba construyendo aquí en Puebla. Los arrestaron porque estaban tomando en vía pública según, pero que jamás fue porque los acusaran a ellos de secuestro”, señaló un primo de Ricardo.

Ricardo y Alberto fueron detenidos y llevados a la comandancia municipal, hasta donde llegaron unas 150 personas quienes, enardecidos, entraron para sacar a los dos hombres.

Los policías no pudieron hacer nada para contener a los habitantes.

Back to top button