Sociales

Acuerdan rectores no percibir un salario por encima del que ostenta el Presidente de la República

CIUDAD DE MÉXICO.- En representación de las nueve universidades que tuvieron
problemas de cierre de 2018 y ante el Subsecretario de Educación superior, doctor
Luciano Concheiro Bórquez, el Rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS),
doctor Juan Eulogio Guerra Liera, anunció que los rectores de estas instituciones
acordaron no percibir un salario por encima del que ostenta el Presidente de la República.

Lo anterior se dio a conocer durante conferencia con medios nacionales encabezada por
Concheiro Bórquez en representación del Secretario de Educación Pública, maestro
Esteban Moctezuma Barragán, para dar a conocer la Plataforma sep.entransparencia.mx,
donde quedarán establecidas las acciones y estrategias a seguir por parte de las
instituciones para optimizar y hacer un mejor uso de los recursos en aras de que no se
repita el problema de cierre de año.

“Les comunico el acuerdo que tenemos estas nueve instituciones que seguro estoy se
habrán de sumar el resto, donde ninguno de los rectores de estas nueve instituciones
habremos de tener un salario por encima del que ostenta el señor Presidente de la
República”, expuso el Rector de la UAS.

“Las universidades reiteramos nuestro compromiso con la Transparencia y la Rendición de
Cuentas, siempre de cara a una sociedad que siente gran aprecio por las instituciones
donde se forman sus hijos, confianza a la que seguiremos correspondiendo con más
trabajo y mejores resultados, para ello, hoy consolidamos una alianza en torno a un Plan
de Acción, en el que se traza una ruta de mediano y largo plazo para atender los
problemas de las universidades”, dijo Guerra Liera en esta conferencia presidida también
por el Secretario General Ejecutivo de ANUIES, maestro Jaime Valls Esponda.

Enfatizó que las universidades asumen el compromiso de informar pública y
puntualmente cada una de las acciones a través de esta Plataforma, así como los avances
que se vayan registrando, dispuestos siempre a la sumatoria de esfuerzos, a compartir
buenas prácticas, a las auditorías que sean necesarias y a optimizar cada uno de los
recursos que la sociedad les confía, poniendo por delante el interés común de garantizar
la calidad, la cobertura, la equidad y la inclusión.

El Rector de la UAS señaló que las universidades tienen problemas estructurales que se
han acumulado durante sexenios y hoy complican su operación, de tal forma que ahora se
elaborará un diagnóstico conjunto donde se plasmen dichos rezagos y se planteen
acciones para superarlos de manera gradual, pero definitiva y para lo cual se convocará a
un Comité Técnico.

De inicio Guerra Liera agradeció el apoyo del Presidente de la República por apoyar con
recursos extraordinarios a las universidades por única vez para el cierre de año con un
monto de 2 mil 309 millones de pesos que se destinaron al pago de quincenas y aguinaldo
de los trabajadores, también agradeció a todos los funcionarios de la SEP que apoyaron
agilizando los trámites.

“Quiero agradecer el respaldo del que fuimos objeto un grupo de universidades a finales
del año pasado, vaya nuestro reconocimiento al Presidente de México, licenciado Andrés
Manuel López Obrador, quien estuvo atento a nuestra situación de una manera sensible y
solidaria”, enfatizó.

Por su parte el Subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro, señaló que la
educación superior tiene para este gobierno un papel protagónico y hay convencimiento
de que para alcanzar las metas fijadas se necesita una educación con equidad y excelencia
e incremento de la matrícula y para ello se requieren atender los problemas estructurales
y financieros por los que atraviesan algunas de las universidades.

“Celebramos que en el marco de su autonomía las universidades manifiesten su
disposición al cambio y al manejo transparente de los recursos, juntos iremos
construyendo una nueva política de financiamiento de la educación superior que dé
suficiencia y certeza con visión de largo plazo (…) celebramos los pronunciamientos de la
ANUIES y diversas instituciones públicas de educación superior en materia de austeridad,

eficiencia y transparencia en el ejercicio de los recursos”, manifestó.
El funcionario federal reconoció que lo que requiere toda una reingeniería es lo
concerniente a las jubilaciones y pensiones, donde ha habido un esfuerzo continuo por
reestructurar este aspecto, pero hoy el destino “alcanzó” a muchas universidades, de ahí
que a través de realizar un estudio de profundidad de la situación financiera de las
universidades se pueda encaminar a una reestructuración a corto o mediano plazo de
todos sus problemas.

“Tenemos que ir a la construcción de nueva política presupuestal que nos permita atender
los problemas estructurales de las universidades”, planteó el Subsecretario.

Durante la sesión de preguntas el Rector de la UAS respondió a los diversos
cuestionamientos y estableció que hay plena confianza en el Gobierno Federal de que las
acciones emprendidas representen beneficio para las universidades, y aclaró que bajar el
salario de los rectores no resolverá la situación financiera de las instituciones pero es una
señal que se envía a la sociedad del compromiso asumido para mostrar que los recursos
se manejan bien.

Back to top button