Sin categoría

Administración pasada dejan en bancarrota al STASE

Luego una revisión financiera, el Secretario General de Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado, Gabriel Ballardo Valdés, en conjunto con el Comité Ejecutivo, dio a conocer las condiciones en las que recibió el STASE.

Ballardo Valdés, dijo que la situación es cr{itica, al registrarse números exorbitantes en adeudos que recibió de la anterior administración, dejando en claro que hace seis años él entregó a Armando Heráldez un sindicato “limpio” de deudas y con dinero en la “caja chica”.

Dijo que el erario con el que hoy se cuenta, es prácticamente insuficiente para atender las demandas de todo el personal basificado y proveedores, empleandose únicamente para el gasto corriente.

“Queremos que los trabajadores nos escuchen y vean el por qué estamos batallando día con día con los pagos y préstamos. Vamos a tener que realizar algunos convenios mientras que el sindicato se regulariza porque son deudas impagables”, indicó.

El Secretario de Finanzas, Carlos Alcantar dijo que heredaron una deuda de alrededor de 7 millones de pesos a más de treinta proveedores de papelería, carnicería, lácteos y artículos de limpieza, principalmente, lo que causa un ajuste en los recursos de las guarderías, aunque dejó en claro que tal situación no pone en riesgo la prestación de este servicio para hijos (as) de madres y padres stasistas.

Detalló que las becas a particulares no se pagaron a partir de 2016, para lo cual se supone que había un presupuesto de 435 mil pesos; por si fuera poco, más de 528 millones pesos no fueron destinados para el pago de becas a trabajadores con estudios de maestrías y doctorados, desde el año 2012.

Además, dijo que a 82 trabajadores no les ha pagado el seguro mutual, el cual ronda los 70 mil pesos por cada uno.

Lo anterior, sin dejar de lado las pésimas condiciones de infraestructura en las que se encuentran los CENDIS, el centro recreativo ubicado en la capital y las malas condiciones de los camiones que proporcionan el servicio de transporte a stasistas.

“La auditoría tiene poco tiempo pero se está investigando a donde se destinaron estos recursos, quien los autorizó y de qué manera se fueron gastando”, señaló.

Por su parte, el titular de la Junta Administradora de Fondos Especiales, Jorge Echeagaray comentó que el adeudo total de esta área es de 31 millones 999 mil 557 pesos, que incluso, para poder solventarla se verían en la necesidad de dejar de otorgar préstamos en un lapso de cuatro a cinco meses, es por ello que actualmente atienden únicamente casos para emergencias médicas.

Explicó que 20 compañeros trabajadores, entre ellos delegados sindicales, deben a la JAFE más de cuatro millones de pesos, con préstamos que van desde los 200 a 400 mil, los cuales son prácticamente impagables.

“Hemos detectado que hay trabajadores que en una sola emisión se les ha prestado hasta más de 100 mil pesos, cuando la ley nos marca que debe de ser 15 mil por folio al año”, señaló.

Expresó que la Junta se convirtió prácticamente en un “club de amigos” donde en base a favores o compañerismos, sin tener el derecho, se autorizaron préstamos a personal de confianza.

Detalló que en los meses de enero, marzo y abril (fechas de precampaña y campaña), se otorgaron 51 millones 32 mil 949 pesos en 3 mil 453 préstamos, aun cuando no había director de JAFE, ya que Juan Gabriel Chinchillas dejó el cargo en noviembre de 2016 para integrarse como candidato a la titularidad del STASE.

Estas son algunas de las tantas irregularidades que salieron a relucir a raíz de la auditoría que el nuevo Secretario General, Gabriel Ballardo, ordenó una vez que tomó el cargo.

El titular del STASE dijo que una vez que se tengan datos detallados sobre la auditoría, se procederá a convocar a una Asamblea General, donde las y los stasistas decidirán de qué manera proceder en contra del o los responsables del “desaseo financiero”.

Back to top button