Sin categoría

Caminar ayuda a reducir el estrés y previene diversos tipos de cáncer

Caminar contribuye a tener estilo de vida activo y saludable, proporciona beneficios en el
organismo, ayuda a prevenir diversas enfermedades como del corazón, respiratorias, pero
además reduce el riesgo de cáncer, aseguró especialista en el Deporte de la Universidad
Autónoma de Sinaloa (UAS).

El investigador y docente de la Facultad de Educación Física y Deporte (FEFyDE),
Baldomero Llamas Hernández, afirmó que caminar no solo favorece la salud física, sino
también la psicológica, ya que disminuye el riesgo de depresión, estrés e insomnio,
padecimientos que en algunos casos suelen solucionarse al realizar ejercicio.

Recomendó practicar la caminata de tres a cinco veces por semana por lo menos, con
intensidad correcta y duración variable de 15 a 60 minutos; realizarla preferentemente en
la mañana o incluso en la tarde, cuando el clima es fresco y no hay tanto sol, para evitar
deshidratación y quemaduras solares, o hacerla en lugares cerrados.

“La caminata te va a proporcionar beneficios al momento de estar trabajando después de
20 a 60 minutos, pero se debe tener una intensidad del 50 al 60 por ciento de tu
capacidad máxima aeróbica o tu frecuencia cardiaca máxima, por eso te brinda beneficios
tanto para el sistema cardiovascular, pulmonar, muscular y otros sistemas”, apuntó.

El docente e investigador de la UAS subrayó que antes de comenzar cualquier programa
de ejercicio, inclusive caminata, se recomienda hacerse un examen médico,
principalmente si la persona es sedentaria u obesa; si tiene factores de riesgo para
enfermedades cardiacas, de presión arterial.

Llamas Hernández dijo que cada estiramiento, flexión o tensión muscular es diferente en
cada persona, por lo que se debe seguir un programa de progresión gradual, de menor a
mayor intensidad, para no generar tanto estrés en las articulaciones y para evitar lesiones.

Recomendó que las personas al realizar la caminata mantengan una postura vertical, con
los hombros erguidos, con la cabeza erecta, la espalda recta y el abdomen plano, además
de que los pasos sean firmes, se realice una respiración profunda, inhalando por la nariz y
exhalando por la boca.

Back to top button