Estatales

CHUY VALDEZ DEJA EL COMITÉ DIRECTIVO ESTATAL DEL PRI ANTE EL ROTUNDO FRACAZO DE SEGUIR GOBERNANDO SINALOA.

Que fue por dignidad, más que por el resultado de la elección, que Jesús Valdés Palazuelos presentó su renuncia al PRI, dijeron algunos priistas, que aseguran que el partido se equivocó al imponer a Mario Zamora como candidato a la gubernatura.

Este sábado se confirmó que Chuy Valdés deja el Comité Directivo Estatal del PRI en Sinaloa, decisión que informó a Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente del CEN tricolor.

Su renuncia es con carácter irrevocable, para atender asuntos personales y familiares.

En su carta de renuncia, Valdés Palazuelos solicita de conformidad con el artículo 179 de los estatutos del PRI, que se le dé el trámite necesario en el Comité Ejecutivo Nacional del partido.

Al final, reconoce y agradece a la militancia, a las y los candidatos del partido y a su equipo de trabajo por el apoyo que se le brindó.

Jesús Valdés Palazuelos tomó posesión como dirigente estatal del PRI el 7 de diciembre del 2018.

Para mucho priistas, el ahora ex dirigente del tricolor fue “sacrificado” en este proceso electoral, luego de que, como la mayoría de las veces, en el PRI se privilegió la imposición.

En su momento se dijo que Chuy Valdés sería el candidato a la gubernatura, sin embargo, Mario Zamora, aprovechó su estancia en la Ciudad de México para convencer a los dirigentes nacionales de los partidos PRI, PAN, PRD, de que él era la mejor opción.

Sin embargo, la alianza fracasó en Sinaloa, Mario Zamora sumó una derrota más en las urnas, una de las peores en su vida política, y a Jesús Valdés no le tocó nada.

En su momento, se dijo que Chuy era el candidato del gobernador Quirino Ordaz, pero ni eso le valió para ser tomado en cuenta y que el partido le diera un mejor trato.

Y es que Jesús Valdés preparó el terreno en Sinaloa, tenía la ‘maquinaria’ lista, pero la dirigencia nacional de su partido lo echó a perder todo.

Al final, el pronóstico tan cacareado, de que la alianza histórica, la del PRI y el PAN, iba a arrollar en Sinaloa y en el país, ‘tronó’, al grado que el tricolor se derrumbó en la mayoría de los estados y junto con el blanquiazul, los hizo casi desaparecer del mapa político.

A Chuy Valdés lo quisieron consolar con una posición en la lista de plurinominales, pero en ella también se privilegió a otros, que ni siquiera residen en Sinaloa.

Y es que hasta el dirigente nacional Alejandro Moreno se ‘agandalló’ al tomar la posición número uno en las diputaciones ‘pluris’, lo mismo que Carolina Viggiano, secretaria general.

Como es costumbre en el PRI, en esa lista se favoreció a ex dirigentes, hijos de políticos, ex gobernadores y funcionarios.

En el caso de Chuy Valdés fue colocado en la octava posición, muy por debajo, por ejemplo, de la actual dirigente nacional del Movimiento PRI.MX, Paloma Sánchez Ramos, que quedó en la tercera posición y ya es diputada federal ‘pluri’.

Por eso es que para muchos priistas, Jesús Valdés Palazuelos más que tener alguna responsabilidad en la debacle del PRI, fue sacrificado por sus dirigentes, porque al final de la contienda quedó con más pena que gloria, pero eso sí, solo con el orgullo de ser priista.

Back to top button