Estatales

Coepriss, CIAD e Intercamaral impulsan monitoreo del aire en espacios cerrados para la detección del SARS-CoV-2

Culiacán, Sinaloa a 21 de julio del 2021.- Coepriss, CIAD e Intercamaral pusieron en marcha el programa estatal de monitoreo de aire en los espacios cerrados de los establecimientos comerciales de Sinaloa para la detección del SARS-CoV-2, virus causante del COVID-19.

El comisionado estatal para la protección contra riesgos sanitarios de Sinaloa (Coepriss), Jorge Alan Urbina Vidales explicó que la toma de muestras de aerosoles permite monitorear el aire ambiente en áreas cerradas para detectar de manera precisa la presencia del virus SARS-CoV-2.

“Este programa es fundamental porque el medio ambiente es un factor potencial de transmisión importante y estos análisis nos permiten reducir la posibilidad de transmisión al identificar puntos de riesgo mediante el monitoreo del virus en el aire, y de esta manera orientar las medidas de prevención con más efectividad”, comentó.

Explicó que los muestreadores están diseñados para detectar los virus mediante el uso de filtros de membrana especiales. “Se están utilizando muestreadores de aire Sartorius y filtros de membrana de gelatina para la detección del virus a través del análisis de la muestra con la prueba PCR”, apuntó.

Cristóbal Chaidez Quiroz, director del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (Laniia) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD, A.C. Unidad Culiacán), explicó que el laboratorio de microbiología molecular del Laboratorio Nacional Laniia-CIAD Culiacán está acreditado por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE).

“Estamos autorizados para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en muestras nasofaríngeas y otras relativas mediante la técnica molecular de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR, siglas en inglés)”, dijo.

El primer monitoreo de aerosoles para la detección del virus SARS-CoV-2 se realizó esta semana en el restaurante Clan Taniyama. Su propietario José Miguel Taniyama, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Culiacán, afirmó que es mejor monitorear que cerrar empresas. “Con esta medida generamos confianza en la sociedad y es una acción efectiva para prevenir contagios”, sostuvo.

Francisco Álvarez Aguilar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Culiacán, precisó que esta acción amplía el modelo del Programa de Monitoreo Interno Empresarial (PIME), una estrategia para prevenir la propagación del virus SARS-CoV-2.

Jorge Alan Urbina Vidales expuso que el monitoreo permite reducir la propagación del virus entre usuarios y trabajadores al realizar una detección temprana lo que brinda mejores condiciones de bioseguridad en espacios cerrados.

“Este programa es vigilado por Coepriss para garantizar la seguridad sanitaria en su implementación, toma de muestras y análisis para la detección del virus SARS-CoV-2”, aseveró.

Cristóbal Chaidez Quiroz, director de Laniia-CIAD, explicó que el CIAD Culiacán es un centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) acreditado ante el InDRE para realizar este procedimiento con equipo especializado.

“El muestreador ambiental absorbe mil litros de aire a través de una membrana, un filtro de alta tecnología que funciona como si fuera el isopo,  que captura las partículas, y a la muestra se le aplica en el laboratorio la prueba PCR para cuantificar inclusive el número de partículas virales que pueden estar presentes. Esto permite identificar espacios que pudieran estar contaminados y generar estrategias de intervención”, aseguró.

José Miguel Taniyama advirtió que el monitoreo será de manera voluntaria y cada propietario de establecimiento absorberá el costo de la prueba PCR porque se trata de un esfuerzo intercamaral para mantener activa la economía con altos niveles de bioseguridad, mejorando los protocolos y disminuyendo los riesgos.

Jorge Alan Urbina Vidales advirtió que este programa no solo permite valorar cómo se encuentran los establecimientos comerciales, restaurantes, hoteles, sino oficinas y terminales terrestres, aéreas y marítimas.

“Con los resultados podemos establecer estrategias inmediatas de bioseguridad y desinfección lo que da más tranquilidad al personal y a los usuarios”, dijo.

La intercamaral está integrada también por las cámaras empresariales CANADEVI, COPARMEX, CMIC, CANACO, Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresas (AMMJE), Asociación de Hoteles y Moteles y la Asociación Civil  Ejecutivos de Ventas y Mercadotecnia.

Finalmente, Jorge Alan Urbina Vidales subrayó el compromiso de coordinar esfuerzos con el sector empresarial para proteger la salud de la población y dar certidumbre a la economía al desarrollar acciones para fortalecer los protocolos de bioseguridad.

Back to top button