Noticias

El peor lastre de Morena en Sinaloa quiere convertir a la UAS en brazo político

– – A seis meses de un triunfo avasallante, Morena en Sinaloa ha ido de fracaso en fracaso, dividido ya en por lo menos cuatro grupos inoperantes y siniestros, uno de ellos, el peor de todos, el del Senador Rubén Rocha, amo y patrón de las legisladores Merary Villegas y Graciela Domínguez, líderes de una jauría que no cesan en su afán de obtener cueste lo que cueste, el control absoluto de la Universidad Autónoma de Sinaloa… #Reportaje #TienesQueLeerlo #Mercurio #EsHoraDeExhibirlos

Especial.- La falta de un verdadero líder del Partido Movimiento de Regeneración Nacional –MORENA- en Sinaloa, que hace un año llegó al poder de manera contundente, ha pulverizado la verdadera visión y deseo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en su deseo de trabajar por el bien de la nación, de los estados y de los municipios, sin revanchismos ni venganzas políticas, algo casi imposible de entender para las cabezas morenistas.

De Graciela Domínguez, líder de la hoy dividida fracción de Morena en el Congreso del Estado y Merary Villegas, diputada federal, se puede pasar la inexperiencia en política y el sinfín de pifias cometidas durante sus gestiones, pero recibir órdenes, reclamos y hasta regaños del Senador Rubén Rocha Moya, para agilizar una flagrante violación a la autonomía universitaria, es inédito y reprobable.

Argumentando atender una iniciativa ciudadana, que para colmo viene de personajes de poca reputación y credibilidad, obviamente ordenados por el senador morenista, para modificar la Ley Orgánica de la UAS, sin considerar la opinión de los maestros, estudiantes y directivos, sería ganarse el desprecio y repudio de toda una comunidad universitaria, que vería mal esta intromisión política en la vida autónoma de la Universidad.

Lo cierto es que a Graciela Domínguez Nava, como Presidenta además de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, nada le ha salido bien. Ha ido de desastre en desastre, ahora con 10 diputados menos en su control, lo que deja muy en claro su falta de capacidad y preparación profesional para el cargo.

Ha sido tanta la presión del Senador Rubén Rocha, que pareciera no importarle salir de un bache, para meterse a otro, tal y como pasó con el rechazo al matrimonio igualitario por parte de los diputados. Ahí no solamente decepcionó hasta a su misma familia y amistades, todos ellos creyentes religiosos que están a favor de la familia tradicional hombre y mujer, sino que además humilló a sus compañeros de partido por oponerse a este dictamen, quienes al final salieron bien librados ante la mayoría de la sociedad sinaloense y terminaron por salirse de la bancada morenista.

Cabe recordar que doña Graciela, por órdenes también del Senador Rocha, también retuvo la aprobación de la ley de ingresos y presupuesto de egresos 2019 propuesta por el gobierno del estado, argumentando reasignaciones que resultaban violatorias a la Ley de Hacienda, todo esto, por igual, ante la falta de preparación profesional e incapacidad para el cargo, solo pensando en el revanchismo político que se habría ordenado.

Respecto a la diputada federal Merary Villegas, otra esbirro de Rocha, que hasta el cierre de este reportaje, se desconoce qué beneficios a traído para Sinaloa, ya de perdida para su distrito, se ha sumado a una campaña de desprestigio para la Universidad que la tituló en Enfermería, argumentando un secuestro político, ante un desconocimiento total del tema, con el compromiso ya pactado con el Senador, de recibir una “tajada” importante de la UAS, una vez que asuman el control de la universidad, algo por cierto, que se ve cada vez más lejos.

También sin preparación profesional, sin capacidad para entender una problemática real que enfrenta la UAS año tras año, por falta de mejores presupuestos, Villegas solo piensa en lo que recibirá a cambio por ayudar a su patrón Rocha. Para nada le interesa la vida universitaria.

Ante estas embestidas de los morenistas en su intento de romper con la autonomía universitaria, tanto el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, así como el Subsecretario de Educación Superior de la SEP, Luciano Concheiro, han refrendado su reconocimiento y respeto a la autonomía universitaria.

De hecho, en la inauguración de la LV Asamblea General de la ANUIES, frente al Consejo Nacional de Rectores, el Dr. Luciano Concheiro, conociendo el tema preocupante de la UAS, dijo lo siguiente: “Tengan ustedes la seguridad de que vamos no solo a defender en términos de carácter jurídico, sino también siendo respetuosos de la autonomía, participar hombro con hombro en la defensa de la autonomía, cambiar las mentalidades en este país…”, entre otras cosas de apoyo hacia el Rector Juan Eulogio Guerra Liera.

Realmente es lamentable la postura de quien preside la Comisión de Educación en el Senado, Rubén Rocha Moya, quien se ha convertido en el principal enemigo de la educación sinaloense, sobre todo de la UAS, lugar que dirigió hace años con palo y garrote, dejando por los suelos su nivel educativo. Rocha se olvida de su compromiso con la educación a nivel nacional… y todo por su capricho de convertir a la UAS en su bastión político.
… Más información en el siguiente reportaje – espérelo.

Back to top button