Sin categoría

Finaliza Campaña de Donación de Armas en Badiraguato y San Ignacio

La XVI Campaña Permanente de Donación y Registro de Armas de Fuego, misma
que es un trabajo de coordinación entre el Secretariado Ejecutivo del SESP, la
Secretaría de la Defensa Nacional y los 18 Ayuntamientos de Sinaloa, concluyó en
los municipios de San Ignacio y Badiraguato, arrojando resultados positivos,
detalló el titular el Secretario Ejecutivo, Lic. Rigoberto Monjardín Zazueta.
El funcionario estatal, destacó que estas actividades son de impulso para cultura
de la legalidad y de prevención de conductas antisociales; así también otro de los
objetivos de la campaña es evitar riesgos al interior de los hogares sinaloenses
por el inadecuado manejo de estas armas. Asimismo conminó a la ciudadanía que
asista a entregar a los distintos módulos de recepción que seguirán instalándose
en más Ayuntamientos de Sinaloa.

“Muy positivos en términos generales en todo el Estado es importante ver la
trascendencia de este Programa en donde estamos retirando armas que
representan un peligro en el hogar y lo pueden tomar niños o una persona con
otras características, y pues la verdad estamos más tranquilos de que esté
respondiendo mucha gente al llevar esa arma que resulta peligrosa”, destacó
Monjardín Zazueta.

Por su parte el Secretario del Ayuntamiento de Badiraguato, Rubén Medina
Beltrán, en representación de la alcaldesa María Lorena Pérez Olivas, añadió
que este Programa donde participan los tres órdenes de gobierno, es con la
finalidad de que la ciudadanía que tenga un arma de fuego en su casa la pueda
entregar a la autoridad.

“Mira la verdad que la gente, se ve tranquila, se ve contenta y ahora que está,
esta Campaña han aprovechado para venir a entregar esa arma, a deshacerse de
esa arma que la ven como algo que puede ocasionar un problema en un momento
dado y ellas mismas nos dicen esa arma yo no la necesito en la casa, yo no tengo
enemigos”, comentó el funcionario municipal.

El Primer Edil de San Ignacio, Dr. Luis Fernando Sandoval Morales, resaltó la
participación de los sanignacenses y reconoció que estas actividades son de suma
importancia para los habitantes tanto de la cabecera municipal, como de las
zonas rurales ya que se han percatado del peligro que representan las armas de
fuego al interior de las viviendas.

“Definitivamente para procurar la paz y la tranquilidad, pues tenemos que tener
pueblos que estén libres de la presencia de armas, y bueno es un estímulo para la
ciudadanía y desde luego para nosotros también el hecho de poder colaborar con
Gobierno del Estado en esas acciones y con la Secretaría de la Defensa
Nacional”, enfatizó el Alcalde.

En sus testimonios, habitantes de Badiraguato y San Ignacio, comentaron que
está quedando en el pasado, tener una pistola, un rifle o un artefacto bélico en las
moradas de Sinaloa y aplaudieron estas políticas públicas en materia de
prevención del Gobernador del Estado, Lic. Quirino Ordaz Coppel.
“Es un tipo de Campaña que la verdad que sí está muy bien por una seguridad
para nuestros hijos, amigos, familia, yo lo veo bien porque ya ve que mucha gente
viene a donar”, puntualizó el Sr. Fausto “N”, vecino de Badiraguato.

“Se me hace muy bien porque eso hace que uno como madre, pues como padre
de familia no tengamos en nuestras casas pues armas y que las podemos aquí
donar y que pues mejor para que no tener, que no corran peligro los niños”,
manifestó la ciudadana de San Ignacio, Beatriz “N”.
Cabe informar que el municipio de Badiraguato cerró con 32 armas donadas de
uso Exclusivo del Ejército de las cuales 20 son granadas, 4 armas permitidas y 48
registros. En San Ignacio hubo 4 armas registradas, una de uso Exclusivo del
Ejército y 7 permitidas.

En los próximos días La XVI Campaña de Donación y Registro Voluntario de
Armas de Fuego dará inicio de manera simultánea en los municipios de Sinaloa y
Concordia; la dinámica de este programa avala el pleno anonimato del donante,
quien al contribuir con el registro o con la donación del arma, se evitará un riesgo
latente para sus familias y podrá ser remunerado económicamente con dinero en
efectivo o bien con una computadora portátil; según el arma entregada.

Back to top button