Sin categoría

Firma SEP convenio de colaboración con el IMPI en beneficio de universidades

CIUDAD DE MÉXICO.- La importancia de la protección de la propiedad intelectual a través de la generación de patentes quedó de manifiesto durante la firma de Convenio entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), donde el Rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), doctor Juan Eulogio Guerra Liera, habló en representación de las Instituciones de Educación Superior.

Por parte de la SEP signó el convenio el Subsecretario de Educación Superior, doctor
Rodolfo Tuirán Gutiérrez y por parte del IMPI su director general doctor Miguel Ángel
Margáin González, en este evento donde también se dio el lanzamiento de 58 Centros de
Patentamiento en Instituciones de Educación Superior del país.

“Junto a ustedes asumimos el reto de llevar el tema de la patentación hacia un nuevo
nivel, incentivar el interior de nuestras casas de estudio la investigación que se traduzca
en invenciones y derechos socialmente útiles, y sumar capacidades entre las diferentes
instituciones para avanzar más rápido y de manera más sólida en este terreno”, dijo
Guerra Liera a nombre de las 56 instituciones que recibieron su reconocimiento como
Centros de Patentamiento.

Enfatizó que el país requiere que las universidades sean más productivas en el ámbito de
la innovación tecnológica para ser protagonistas reales en la economía del conocimiento a
escala mundial y que esto se logre sin perder de vista la responsabilidad que se tiene
como bien público.

“En un país como el nuestro, donde la mayor parte de la investigación científica se lleva a
cabo en las Instituciones de Educación Superior resulta crucial que contemos con
esquemas que den certidumbre a los hallazgos realizados por nuestros académicos”,
expresó al señalar que ante los retos financieros que las universidades enfrentan la
generación de patentes y licencias representa una valiosa fuente alternativa de recursos
propios.

En la UAS, precisó el Rector, se ha asumido el desafío de producir y transferir
conocimiento y por ello cuenta con diferentes políticas enfocadas a incentivar el registro
de patentes como son la Unidad Técnica de Apoyo a la Investigación, el Parque de
Innovación Tecnológica que funge como responsable ante el IMPI para el proceso de
registro, además el reciente refrendo por parte del CONACYT de la Certificación a la
Oficina de Transferencia de Tecnología (OTT) y el ser sede de la Séptima Semana Nacional
de la Red OTT en el puerto de Mazatlán a realizarse del 26 al 28 de noviembre próximo.

Puntualizó que a través del Centro de Patentamiento la Universidad mantiene una
estrecha vinculación con sus cuerpos académicos, da seguimiento a la pertinencia de las
investigaciones, facilita el proceso de trámite de protección de la propiedad intelectual y
derechos de autor y fortalece una cultura de la innovación, el emprendimiento, la
creación de marcas, modelos y diseños de utilidad.

Por su parte el Subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, advirtió
que no obstante los esfuerzos significativos de las universidades mexicanas aún son
“limitadas” las solicitudes de patentes generadas por ellas y esto no corresponde con el
potencial de investigación que en ellas se genera.

“El convenio que hoy firmamos busca impulsar la cultura de la protección para aquellas
innovaciones generadas por las Instituciones de Educación Superior aquí presentadas a
través de los centros de patentamiento (…) el objetivo de estos centros es fungir como
entidades dedicadas a la promoción y difusión de la propiedad industrial”, dijo.

El director general del IMPI, Miguel Ángel Margáin González, compartió que el Convenio
firmado sienta las bases para promover el acercamiento y conocimiento del sistema de
protección de la propiedad industrial a través de la apertura de 58 nuevos centros de
patentamiento en las universidades, para contar a la fecha con un total de 104 centros,
por lo que reiteró que el convenio impulsará una sólida promoción de los beneficios que
brinda la propiedad industrial a los investigadores y a los centros de investigación.

Back to top button