Noticias

Inauguran y supervisan obras de agua y drenaje por 916 mdp en Mazatlán

* El gobernador Quirino Ordaz y el director de la Conagua, Roberto Ramírez
de la Parra vistaron la planta Miravalles y entregan obras en el centro
histórico

Mazatlán, Sinaloa, a 30 de agosto de 2018.- Con el propósito de resolver el
problema de falta de agua potable y drenaje sanitario en Mazatlán, el gobernador
Quirino Ordaz Coppel, en compañía del director de la Comisión Nacional del Agua,
Roberto Ramírez de la Parra, entregó las obras de rehabilitación de la red de
alcantarillado del centro histórico, que sustituyó las viejas tuberías de barro que
tenían 70 años de antigüedad, trabajos en los que se invirtieron 228 millones de
pesos.

En su mensaje, el mandatario estatal dijo que el objetivo de su gobierno es
resolver el histórico problema de suministro de agua que ha sufrido Mazatlán, y
por ello, como parte de esta gira de trabajo con el director de la Conagua,
previamente realizaron una visita de supervisión a los trabajos de construcción de
la planta potabilizadora Miravalles, que tratará el agua de la presa Picachos para
canalizarla a través del acueducto a Mazatlán. Cabe destacar que en esta obra se
invierten 688 millones de pesos, en una mezcla de recursos federales y estatales,
y quedará concluida en marzo del 2019.

Con el inicio de operaciones de la planta Miravalles, se garantizará el suministro
de agua potable para 500 mil habitantes de Mazatlán, quienes actualmente en
ocasiones padecen el “tandeo” del servicio; es decir, que carecen del mismo
durante determinadas horas del día, pero que ahora tendrán garantizado la
continuidad del servicio por los próximos 30 años.

Al respecto, el gobernador Quirino Ordaz Coppel comentó que esta planta era una
obra necesaria desde hace más de 10 años, cuando se inauguró la presa
Picachos, pues uno de los argumentos para construir la presa era, además de
irrigar 20 mil hectáreas para el uso agrícola, también suministrar agua para el
consumo humano a la ciudad de Mazatlán, y resolver así su histórico problema de
falta del vital líquido.

Destacó que con la carretera Mazatlán-Durango, este puerto abrió las puertas a
más inversión privada, pero reconoció que un obstáculo era la falta de agua
potable, y de ahí la importancia que reviste el acueducto Miravalles, reiteró el
mandatario estatal.

Back to top button