Noticias Locales

Incrementar multas una opción para acabar con el delito.

Según la dirección de Seguridad Pública y Transito Municipal de Culiacán, tan sólo en la capital sinaloense fueron 156 mil 199 multas de tránsito las otorgadas durante el 2016 por diferentes causas a los conductores del municipio, lo que revela el poco interés de los ciudadanos por obedecer las leyes.

Los ciudadanos prefieren pagar multas de 5 a 15 salarios mínimos aproximadamente, que acatar los reglamentos de seguridad vial, en gran parte a causa de los costos accesibles de las infracciones y la facilidad que representa el pago de cifras tan pequeñas, sin importar el peligro que representa un auto infractor hacia la sociedad y hacia la misma vida del conductor.

Misael Sánchez Sánchez, diputado del Partido Verde Ecologista de México en el Congreso del Estado dijo “cuando una multa es de 500 pesos es fácil de cubrir, ya que si se cuenta con multas de 5 mil pesos o 8 mil pesos, ya la piensas”, ratifico, al mencionar lo positivo que podría traer el incrementar la penalización cuando se comete una falta.

Asimismo culpó a la carencia de cultura que se tiene en el estado respecto a los reglamentos viales “tristemente va de la mano con la cultura cuando una persona no respeta el reglamento de tránsito, ya sea una vuelta prohibida, un semáforo, una calle en sentido contrario, cruces peatonales y los límites de velocidad, es cultural”, aseguró el legislador.

Mencionó que es común que se diga “no pasa nada” o bien “le doy una propina al tránsito si me llegan a agarrar”, donde se presenta la corrupción e impunidad.

De igual forma, recomendó la incorporación de policías incorruptibles, mismos que cuenten con capacitación especializada y que además sean vigilados para que no caigan en este tipo de delitos, “multas altas podrían provocar corrupción si no es el personal adecuado quienes apliquen las multas, pues se cotizarían más caras las famosas mordidas”, exhortó el diputado.

“Tenemos que acabar con la corrupción integrando a policías especializados en detectar y que sean prácticamente incorruptibles, que sepan que si se infringe la ley se tendrá que pagar con las consecuencias”, aseveró.

Por otra parte ejemplificó el caso de los alcoholímetros, pues cuando se empezó a tener un temor a caer en las revisiones, cuando se asignaron multas a conductores en estado de ebriedad y que se descubrió que no era fácil evadir un alcoholímetro, se redujeron en mucho las estadísticas de accidentes automovilísticos a causa del alcohol.

Por su parte, Carlos Castaños, Coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional en el Congreso del Estado opinó “se cuenta con la necesidad de legislar mas fuerte al respecto, ya hay cierta regulación, sin embargo requerimos endurecer las consecuencias que puedan traer este tipo de actividades”, al recalcar la necesidad de que tanto el cabildo como el Congreso del Estado, genere las bases para actuar con mayor contundencia en el tema regulatorio de las faltas.

Asimismo, mencionó que esta conducta no es propia de un sólo sector de la población, sino de la población en general, por lo que se debe de castigar por igual a los que infrinjan la ley, no como el caso reciente de los jóvenes que al manejar con exceso de velocidad por la avenida Álvaro Obregón sólo recibieron una multa de 400 pesos la cual fue fácil de saldar por ser de clase alta.

Por otra parte el director de tránsito municipal en Culiacán, Cesar Humberto López Verduzco manifestó que respecto a la posibilidad de que dentro de las multas se incorpore una bonificación hacia los tránsitos y poder abatir con ello la presencia de mordidas, se encuentra la posibilidad de un repunte de infracciones poco justificadas.

“Puede ser favorable pero no a la vez, el agente de tránsito por ganar más y más, no utilizaría tanto el criterio, se prestaría a para que el oficial sea abusivo para ganar más”, expresó López Verduzco, por lo que actualmente el ciudadano puede denunciar al agente que comete cohecho para que sea turnado a la comisión de honor y justicia para su sanción.

Cabe resaltar que en lo que corresponde al 2017 según la SSPyTM, del primero de enero al 23 de mayo son 54 mil 192 infracciones las que se les han entregado a los conductores de tan sólo un municipio, donde destacan las faltas por estacionarse en lugares prohibidos que son 17 mil 413, por no portar cinturón de seguridad 9 mil 211 y por exceso de velocidad 4 mil 339 multas.

Lo que genera la imperiosa necesidad de que se acaten las leyes de tránsito y con ello se puedan salvar una significativa cantidad de vidas.

Back to top button