Columna de Opinión

Jesús Fuentes Félix

Donativo con sentido humano
La diputación apoya causas justas
El Infonavit anuncia créditos para Sinaloa
Son impagables, dice Ponchito
Cosa grandiosa, chico… ¡!.
Un parlamento abierto, transparente, humanitario, de cara a la sociedad,
es el que está ejerciendo la LXII Legislatura estatal. Mire usted:
Hace un par de meses los 40 diputados – diputadas decidieron renunciar
voluntariamente a los apoyos económicos extras que tradicionalmente
se concedían para gasolina y transportación.

Fue una decisión de mucha envergadura, de muchas yemas, única,
original, que no cualquiera renuncia a un billetal así nomás porque sí. El
dinero, — donado — será destinado para apoyar problemas sociales.
Cuando se anunció el acuerdo unánime de renunciar a las ayudas
económicas extras, pocos lo creyeron. Renunciar a la entrega mensual
de 27,500 pesos, cada uno, no es tan facil…. y menos con esta crisis.
Pues bien, este lunes la LXII Legislatura sorpresivamente anunció la
donación de un millón cien mil pesos para el Hospital Pediátrico y para
la Beneficencia Pública, producto de los apoyos que renunciaron.
Y en una siguiente entrega económica, — se dijo — se apoyará con becas
a estudiantes basicamente de pobreza extrema.

Para darle nitidez, transparencia, confianza, – nada que a Chuchita la
bolsearon – se formalizaron los respectivos convenios de participación
con las instituciones beneficiadas.

Los diputados—diputadas se quedaron sin los apoyos para combustible y
transporte, pero a cambio apoyarán el drama que viven a diario cientos
de niños pobres que utilizan las áreas del Hospital Infantil.
Además apoyarán a la Beneficencia Pública que, – siento, este
organismo debe abrirse más a la sociedad, informar qué hace en apoyo
de los necesitados. Hasta el momento pocos conocen su existencia.
El malestar de la población – en general – es que la Beneficencia Pública
está escondida, inerte, sólo ha servido de refugio para darle empleo a
políticos todólogos que caen ahí en espera de mejores oportunidades.

Pero pocos, — poquisimos — , saben que en Sinaloa existe una altruista
Beneficencia Pública, pero que lamentablemente la tienen convertida en
la Carabina de Ambrosio. Qué bueno que la LXII Legislatura la revivió.
Bien, regresando al grandioso donativo de los legisladores, mire usted lo
que comentó la diputada Irma Tirado Sandoval, líder de la Junta de
Coordinación Política del Congreso:
“…. Este tipo de acciones, muy nobles, de amor y con el corazón,

permitirán que muchos niños pobres del hospital Pediátrico cuenten con
los instrumentos avanzados para el mejoramiento de su salud…”.
Además proximamente — – anunció — – muchos niños estudiantes podrán
tener acceso a becas, algo que da plenitud a todo ser humano.
Sostuvo que las recompensas concedidas al Hospital Pediátrico y a la
Beneficencia Pública, estan sujetas al escrutinio de la ley, sin
simulaciones, pero con alta mística de transparencia y sentido humano.
Por su parte el hijo desobediente Roberto Cruz Castro — – hombre de mil
batallas –, presidente de la Mesa Directiva, refirió que este donativo es
apenas el arranque de uno de muchos compromisos con la sociedad.
Se apoyarán áreas importantes, de mucha calidad humana, como la
salud, la educación y el beneficio social, subrayó el panista de grandes
controversias.

Bien, bien, bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen….!!.
— — — — — — — — —
Y mire usted lo que son las cosas. Este lunes estuvo en Culiacán, David
Penchyna, director general del Infonavit, para anunciar ante el
gobernador Quirino Ordaz 12 mil créditos para Sinaloa este año.
El financiamiento para vivienda significará la erogación de 5 mil 500
millones de pesos, dijo Pechyna al gobernador.
El anuncio crediticio se hizo en el fraccionamiento Alturas del Sur, donde
Quirino y el jefazo del Infonavit entregaron escrituras y constancias de
cancelaciones de créditos hipotecarios.

Además obsequiaron certificados a empresas cumplidas, cheques de
devolución del saldo de la subcuenta de vivienda a trabajadores
pensionados y se suscribió el convenio “Infonavit, tu propia obra”.
Este convenio — Infonavit tu propia obra – fue establecido para financiar
a trabajadores que planeen construir en terreno ya sea privado o ejidal.
El gobernador reconoció que el Infonavit otorga grandes satisfacciones
a la clase trabajadora, es una institución de excelente alternativa para
adquirir vivienda digna o créditos para remodelación.
Y a la riki ran los maderos de San Juan…

Nuestro corresponsal viajero Ponchito, al teléfono… adelante
extraordinario Ponchazo, qué once… ¡!.
Te estaba escuchando, Fuentón, sobre el Infonavit…. te quiero decir que
los créditos para pagar las casas son impagables. Los derecho-habientes
se pasan 30 largos años para poder pagar los financiamientos.
En la mayoría de las veces no los pueden pagar y tienen que abandonar
las viviendas y enfrentarse al juicio jurídico de desalojo, como ha estado
ocurriendo en todo el país.

No sé a quién quiere apantallar Penchyna anunciando 12 mil créditos
para Sinaloa, cuando lo que debiera hacer es bajar los tiempos,
generosamente, para pagar las casas.

Cierto, las tasas de interés social del Infonavit son bajas, pero el meollo
es que – mira – mientras el aumento salarial anual es del 3 o 4 por
ciento, la tasa de interés anual del Infonavit es del 6 por ciento.
O sea – te explico — – el trabajador está remando contra la corriente, pues
mientras su salario mínimo aumenta del 3 al 4 por ciento en el año, los
intereses por su casa son del 6 por ciento, llueve o truene.
Eso hace impagables las casas… y es cuento de nunca acabar. En lugar
de bajar la deuda, cada año aumenta. O sea, si este año se deben 180
mil pesos, el año que viene serán 182 mil… ¿ Me explico….?.
Bien, bien, bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen, te desahogaste, bato;

por poco salías rebuznando si no soltabas el veneno.
Pero qué hay qué hacer, Ponchazo, si los intereses de los bancos
tambien son impagables, andan por las nubes, con feroz y despiadado
anatocismo. La gente común, pobre, no puede pagar ningún crédito.
Eh ahí la cuestión…. apoyo tu justo reclamo…
— — — — — — — — –
El espacio se acabó… si pueden ayudar a la gente que menos tiene $, la
de pobreza extrema, tercermundista, háganlo porfa, no pierden nada.

Back to top button