Columna de Opinión

Oswaldo Villaseñor

LOS ROJOS DE SINALOA

Oswaldo Villaseñor

No cabe duda que mucha atención social se centró durante los últimos días en el Congreso, y en ver qué pasaba en materia de combate a la corrupción.

Finalmente, los sinaloenses pudieron observar que no pasó nada. Tal parece que ningún gobernante quiere colgar la soga con la cual también lo pueden colgar a él en un futuro inmediato si no hace las cosas bien y prefiere dejar intacta y sin romper la cobija de la impunidad.

Sin embargo, hay otros temas que también pegan y pegan fuerte. Y es ahí donde aparecen los números rojos que empiezan a hacerse presente en Sinaloa y que desde luego no presagia nada bueno sí esta tendencia no sé cambia.

Desde luego, estos números rojos, si no cambian a negros en pronto tiempo, pueden ahondar aún más los problemas de gobernabilidad e inestabilidad que por cuestiones políticas pueden crecer y meter en verdaderos problemas más graves aun al gobierno de Quirino Ordaz.

1.-Los números rojos en materia de inseguridad y los constantes asesinatos, sin lugar a dudas le pegan fuerte no solo a los sinaloenses, sino también a su gobierno.

2.-Hasta antes del pasado 27 de julio que se aprobó la cuenta pública Malovista, la tesis de que en Sinaloa se libró una guerra del narco y otra mediática donde ambas parecieran tener un mismo objetivo, ya dejó de tener validez y utilidad para el gobierno de Quirino, pero no para quienes le disputan y le disputaran el poder.

Hoy los números rojos en materia delincuencial, le pegan y le pegan fuerte en el ánimo a los sinaloenses, pero también al gobierno del Estado.

3.-Otros números rojos que también le pegan fuerte al gobierno de Quirino y a los sinaloenses, tienen que ver con los números de la economía del Estado.

4.-De acuerdo a las más recientes estadísticas del INEGI sobre el comportamiento de las economías y crecimiento económico de los Estados, habría que decir, que la entidad que reflejó mayor crecimiento económico fue Baja California Sur con apenas 3.3 por ciento.

5.-¿Pero sabe qué?.- Sinaloa no se encuentra ni siquiera entre los 24 estados que registraron crecimiento económico por pequeño que este fuera.

Sinaloa se encuentra entre los 8 estados del país que lejos de crecer tuvieron una contracción de su economía y registraron un decrecimiento económico. Sinaloa tiene según las cifras del INEGI, un decrecimiento del -0.7 por ciento. Es decir, en Sinaloa no solo no se generó riqueza ni mayor cantidad de empleos, sino que se perdieron.

6.-Estos números rojos que también son para inquietar, pues juegan en contra de todo gobierno y de sus gobernados, tienen una explicación, que para construcción de discurso del gobierno de Quirino también perdió su validez el pasado 27 de julio, justo el día que se aprobaron las cuentas públicas del gobierno Malovista.

7.-La economía de un Estado se impulsa con inversión pública, inversión privada, la derrama que provocan sus actividades productivas y desde luego con recursos adicionales provenientes de endeudamientos.

8.-De acuerdo a la información oficial, el gobierno de Malova dejó prácticamente en condiciones financiera precarias a la administración estatal y con una carga de más de 8 mil millones de pesos de deuda sin fuente de pago, 13 mil 300 millones de deuda total y más lo que se acumulara en las siguientes revisiones que ya estaría por demás darlas a conocer.

9.-Detrás de estas cifras, hay miles de pequeños empresarios que fungieron como proveedores del gobierno y que hoy en día, ante la imposibilidad del gobierno de pagarles, sus negocios están en riesgo o algunos ya cerraron o despidieron personal.

10.-Entonces un gobierno sin capacidad financiera para impulsar la economía, con inversiones privadas insuficientes y sin sectores productivos fortalecidos como sería el agrícola, entonces no es raro que los indicadores económicos que muestran el crecimiento económico de Sinaloa, anden como anden.

11.-Y es ahí, donde cobra mayor valor lo sucedido el pasado 27 de julio en el Congreso. El Gobierno de Quirino ya no puede echar culpas para atrás y carga con todo esa indignación social que dejó el gobierno Malovista. El villano favorito ha cambiado de actor.

12.-Por lo pronto, hay que ver con preocupación los números rojos que presenta Sinaloa. Lo rojo de la inseguridad y lo rojo de la economía, combinado con los tiempos políticos que ya están encima, seguramente pueden dejar muchos más números rojos aun si no se da un golpe de timón a tiempo.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Hablando de números rojos. La demanda de los agricultores de Sinaloa que de nuevo andan tocando puertas de la ciudad de México en busca de precios rentables para sus cosechas, es un tema que hay que ponerle atención.

En el caso de Sinaloa, el sector agrícola, políticamente es un sector organizado que puede darle muchos votos a favor o muchos votos en contra al partido en el gobierno, según sea el grado de conformidad o inconformidad que tenga.

La gran razón del porque ponerle atención a este tema, es que la actividad agrícola, es el principal motor de la economía de Sinaloa.

Política y económicamente a Sinaloa y al gobierno del Estado, le urge que a los agricultores les vaya bien.

OTRO PASITO.-A ver a ver. Que la reunión de los exdiputados federales a la cual convocó Manlio Fabio Beltrones fue para hacer un llamado a la unidad, para pedirles a los ex legisladores que trabajen y apoyen al PRI. ¿Será?.

Si es así, el mensaje está claro y como dijera Salinas. No hay que hacerse bolas.

UN PASITO MAS.-¿Que muchos no entendieron quién pudo ser el o los chontes que ya cantaron?.

Bueno otros muchos, quizá quienes han estado atentos, si lo entendieron y quienes si saben todo, hasta mucho más de lo relatado en nuestra columna de ayer, son los mismos Malovistas.

Solo hay que aclarar algo. La nueva ley impide dar o publicar nombres de los imputados, pero no dibujarlos con palabras y ahí quedaron bien dibujados. Las pistas y los detalles son sobrados para dar con ellos.

Como que esta nueva disposición legal “imputa” más a los imputados y a los que no también, porque no tienen claridad de quienes pueden ser.

Ya saldrán y la letra del canto se podrá conocer si es que no le aprietan antes al pescuezo al chonte.

Habrá que estar pendientes.

Back to top button