Columna de Opinión

Por Oswaldo Villaseñor, ……………..Osorio…¿Ejemplo de disciplina?

Osorio…¿Ejemplo de disciplina?

Oswaldo Villaseñor

Osorio llegó a Sinaloa en momentos de incertidumbre en el PRI ante la certeza de que grupos de poder que se dicen apoyan a los candidatos del partido, habían sido detectados brindando apoyo a Andrés Manuel López Obrador en su paso por Sinaloa.

Fotografías de personajes ligados al grupo que gobernó Sinaloa durante el sexenio pasado y que ahora abiertamente dicen apoyar a los candidatos de Morena por instrucciones de “su jefe” andan a raudales por las redes sociales. Y siguen apareciendo más aún.

Así con esa realidad que vive el priísmo de Sinaloa, llegó Osorio a “fortalecer” las campañas de los candidatos priístas en Sinaloa.

¿Qué les dejó?. A juzgar por los comentarios de cuando menos una decena de gentes, les dejó poca cosa. La expresión más drástica, es que solo vino a hacerse; pen…samientos que le surgen a la gente.

Otros, los más conservadores, valoran el llamado que hizo a la unidad, a actuar con lealtad al partido como él en lo personal lo hace y a trabajar fuerte por amor a México.

Hay que ganar la elección, les dijo a todos los candidatos ahí presentes en una encerrona que duró poco más de seis horas.

De la evaluación hecha de cómo van las campañas presidenciales, al Senado y a las diputaciones federales, poco se ha dicho, pero se mandan señales. De nuevo la competencia por el Senado se da entre los candidatos del PRI y los del Frente por México. Morena ya está de nuevo en tercer lugar.

Sin embargo, en la encerrona de Osorio con los candidatos, llama la atención el discurso de Mario Zamora más allá de lo llegador de su lenguaje popular empleado, sino por su contenido.

1.-Cuando Mario Zamora tomó el micrófono dijo que ahí estaba la mejor prueba de lealtad, de amor al partido y de amor a México. Miguel Osorio Chong.

Hay que decirlo, mientras otros, una bola de cabrones brincan y se van del barco como las pinches ratas, aquí está Miguel Osorio poniendo la muestra de lo que es querer al PRI, de lo que es ser leal y de lo que es entender que lo que está en juego es México.

2.-Desde luego el discurso, el contenido y el lenguaje -compartido por unos y criticado por otros- de Mario Zamora, terminó por encender los ánimos de los príistas ahí presentes.

3.-¿Pero llevaba dedicatoria el mensaje de Mario Zamora sobre todo esa parte de las deslealtades, de brincar del barco como las pinches ratas”. No solo sabemos. Pegajoso sí estuvo y fue muy aplaudido.

4.-Lo que sí, es que esta visita de Osorio y el discurso de Mario no se pueden desligar de lo sucedido días atrás con el paso de López Obrador por Sinaloa. ¿Hubo personajes de grupos de poder que se dicen andan en el PRI y apoyaron a López Obrador y a los candidatos de Morena?. Si los hubo y sobran las evidencias porque ellos mismos se han encargado de difundirlas.

5.-En fin, a lo que vino Osorio, no se mostró en público, pero se adelanta que se verá en los próximos días.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-El exgobernador de Sinaloa y ex candidato presidencial priista, Francisco Labastida Ochoa reapareció en Los Mochis durante un evento de los candidatos priistas al Senado Mario Zamora y Rosa Elena Millán.

De entrada Labastida pronosticó que ningún partido tendrá mayoría en el Congreso y que los contrapesos están asegurados.

Pero este escenario que se visualiza, dijo, obliga a preguntarse a quien quieren los Sinaloenses en el Senado.

A Héctor Melesio Cuen que se apoderó de la UAS, que la UAS le paga su activismo político, un Cuen que solo él le vende y solo él le construye a la UAS o un joven preparado y honesto, que le ha traído muchos beneficios a Sinaloa como lo es Mario Zamora.

Del resto de los aspirantes al Senado ni se ocupó Labastida.

OTRO PASITO.-Desde por allá a finales de Noviembre –diciembre, justo antes de que empezaran las precampañas, pronosticamos en este espacio, que para abril o mayo se daría una cargada de gobernadores de oposición al PRI, principalmente del PAN a favor de José Antonio Meade.

Para ayer, ésta cargada la empezó el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles del PRD y le siguió el panista Francisco Cabeza de Vaca de Tamaulipas.

Todavía faltan Carlos Mendoza Davis de Baja California Sur –panista. Francisco Márquez de Guanajato –panista- entre otros más.

Son los gobernadores son quienes en realidad, tienen el control de las estructuras políticas en sus estados y contar con ellos como aliados, seguramente puede ser la gran diferencia entre ganar y perder la diferencia.

El desfonde del candidato aliancista, Ricardo Anaya ya empezó.

UN PASITO MAS.-Hoy es el primer debate presidencial. La lógica dice que todos los supremos aspirantes irán sobre López Obrador por una simple y sencilla razón. Es el puntero en las encuestas.

Ir por los de abajo no tiene ninguna rentabilidad y hacerlo, ahí sí que sí, se pensaría mal.

Quien lo haga, se tendría que dar por descartado y se colocaría como palero del puntero. O sea que ya negoció.

Ya veremos dijo el ciego, que es lo que pasa en este primer debate presidencial.

Back to top button