Columna de Opinión

por Oswaldo Villaseñor Pacheco……….Las barbas a remojar

Las barbas a remojar

por Oswaldo Villaseñor Pacheco

Cuando el exalcalde de Guasave Armando Kory Leyson salió a ponerse el huarache antes de espinarse y adelantar las acciones que emprendería en caso de ser inhabilitado para ejercer algún cargo público, razones tenía y de sobra.

No lo hizo porque vio cómo en Mazatlán, el Gobierno Municipal que encabeza el priista Fernando Pucheta decidió promover la inhabilitación de los exalcaldes Carlos Eduardo Felton y Alejandro Higuera, sino por lo que seguramente sabe que hizo fuera del margen de la ley.

Lo cierto es que Armando Leyson y una gran cantidad de personajes políticos ligados al Malovismo saben perfectamente que los primeros seis meses del naciente año 2018 serán los más largos de su vida.

Y es que el 2018 será un año electoral y no sólo tendrán en su contra lo que pudieron haber hecho al margen de la ley, sino que además tendrán en su contra intereses políticos y la exigencia de una sociedad que reclama un combate férreo a la evidente corrupción gubernamental durante el sexenio malovista.

Pero lo cierto es que la salida pública de Armando Leyson o de los exalcaldes panistas de Mazatlán, Alejandro Higuera o Carlos Eduardo Felton, quienes intentan victimizarse al hablar de que son presa de venganzas políticas, son una señal más de lo que viene en un 2018 muy político y politizado.

1.-Hasta el último informe público que se hizo sobre el seguimiento a los casos de corrupción que se siguen tanto en la Fiscalía General del Estado, como en el Poder Judicial, hay 23 amparos promovidos ante la justicia federal por igual número de exfuncionarios Malovistas.

2.-Pero hasta donde se sabe y es público, sólo hay órdenes de aprehensión giradas y ejecutadas en contra de seis exfuncionarios, mismos que ya se encuentran vinculados a proceso penal. ¿Entonces por qué hay 23 exfuncionarios amparados ante la justicia federal?

La respuesta no puede ser otra diferente a las mismas causas que llevaron a Armando Leyson a salir a declararse inocente de cargos aún no imputados y de paso victimizarse de hechos aún no ocurridos.

3.- Lo cierto es que al conocerse de la promoción de amparos por parte de 23 exfuncionarios malovistas, quiere decir que hay cuando menos 17 que ya pusieron sus barbas a remojar cuando vieron las barbas de su vecino cortar.

4.-Y es a partir de ahí donde decimos que el 2018 será un año muy político y muy politizado, porque simple y sencillamente los temas legales y sobre todo aquellos que tienen que ver con el combate a la corrupción, serán temas de alta rentabilidad política.

5.-¿Tiene razón más de un exfuncionario malovista en poner sus barbas a remojar? La respuesta es muy sencilla. Sí la tienen y ya hay quienes se adelantaron o se delataron por anticipado.

6.-Por lo pronto, lo único seguro en la ruta político-legal es que los juicios en contra de los seis exfuncionarios malovistas vinculados a proceso penal continuarán a finales de abril o principio de mayo, justo en plena recta final del proceso electoral, de ahí que sea imposible desligar los juicios penales de la política electoral.

7.-Así el 2017 se fue con el inicio de una lucha sin precedente en el combate a la corrupción y el 2018 será un año donde se podrá ver si esta lucha va en serio, o sólo fue un acto más de simulación.

8.-Por lo pronto, mientras no se sepa qué sucederá con la lucha anticorrupción, más de un exfuncionario malovista ya ha puesto sus barbas a remojar y el 2018 será el año donde se decida su futuro.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-La semana que inicia junto con el año 2018 será clave para la definición de quienes serán los candidatos priistas al Senado y a las diputaciones federales.

La publicación de la convocatoria está prevista para la primera semana de enero y a partir de ahí se desgrana la mazorca y entonces sí sabremos quienes integrarán la oferta que presentaran los partidos a los sinaloenses.

Back to top button