Sin categoría

“Que nunca más se reprima o lastime a la juventud”: JEGL

Que vivan los sueños e ideales del 68 y que nunca más se reprima o lastime a la juventud fue el planteamiento que el Rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), doctor Juan Eulogio Guerra Liera, hizo al conmemorar el 50 aniversario del movimiento estudiantil del 68, donde también enfatizó que hoy se tiene la responsabilidad histórica de afianzar la tolerancia y el diálogo como los medios más eficaces para dirimir cualquier diferencia.

“A 50 años de este auténtico movimiento social y de esa noche que no se olvida, tenemos que reflexionar sobre cómo habremos de corresponder a ese legado, y no hay mejor manera de hacerlo que continuar defendiendo sus ideales”, planteó el Rector a los jóvenes moradores de las casas del estudiante de la UAS, que como cada año en esta fecha salieron a las calles en una marcha para reivindicar los derechos de los estudiantes.

Desde el portal del emblemático Edificio Central, el dirigente universitario se refirió a la matanza de Tlatelolco como un acto represor que llenó de luto y de vergüenza a la historia nacional.

“Fue un intento irracional por callar la voz de una juventud que anhelaba libertad, fue un acto de cobardía ante la valiente expresión de coraje de miles de estudiantes en todo el país; hace 50 años los jóvenes soñaban con un México y un mundo mejores, soñaban con transformar la sociedad con base en las ideas, la tolerancia y la educación, tenían la aspiración de vivir en un ambiente con ejercicio pleno de sus derechos, donde la democracia realmente estuviera vigente”, dijo Guerra Liera.

Ese, señaló el Rector, fue el sentido del Movimiento Estudiantil de 1968, un proceso transformador encabezado por jóvenes brillantes que aglutinó a familias en torno a sus muy legítimos ideales.

“Muchas de las libertades y derechos que hoy disfrutamos los mexicanos son fruto del movimiento estudiantil del 68, son resultado no de la sangre derramada, sino de los sueños de esa generación que vio en la educación, en la cultura y en la imaginación, la vía más sana, equitativa y justa para alcanzar el progreso”, expresó.

El Rector señaló que como tributo a su herencia de valor y dignidad se debe continuar exigiendo el fortalecimiento de la educación pública.

”Tenemos que luchar por la consolidación de la educación superior, de la ciencia, la tecnología y la innovación (…) tenemos que esforzarnos por garantizar la calidad y la equidad en la educación, por brindar oportunidades de ingreso y permanencia a todos los jóvenes, sobre todo, tenemos la responsabilidad histórica de afianzar la tolerancia y el diálogo como los medios más eficaces para dirimir cualquier diferencia”, manifestó.

Ante los estudiantes que desde temprano salieron a recorrer las calles de la ciudad en una marcha al grito de “¡dos de octubre, no se olvida!” así como consignas de derecho a la educación, de respeto a la autonomía universitaria y de congruencia y visibilidad, el Rector cerró su discurso vitoreando que vivan los sueños e ideales del 68, que nunca más se reprima o lastime a la juventud y con un ¡vivan los estudiantes!

Posteriormente el Rector se reunió con un grupo representativo de moradores de las casas de estudiante, donde además de reivindicarles el apoyo para que cuenten con condiciones dignas en sus espacios, exhortó a hacer el compromiso de luchar por una sociedad que escuche, que sea incluyente, donde siempre se privilegien los argumentos a la cerrazón y los llamó a no dejar de ejercer su derecho a ser jóvenes.

Por su parte los estudiantes, encabezados por el director general de Servicios Estudiantiles, licenciado Ricardo Chávez Cabrales, agradecieron el apoyo y respaldo institucional siempre brindado y refrendaron también su participación en cualquier causa altruista que la Universidad defienda, como lo hicieron en los últimos días en los centros de acopio que abrió la institución.

Back to top button