Noticias

Se estima que se perderán 1.4 millones de empleos por COVID-19.

En su Informe Trimestral de Inflación, el Banco Central corrigió su expectativa de empleo para este año.

La inseguridad en torno a las previsiones de crecimiento se traduce, a su vez, en incertidumbre respecto de las expectativas para la variación del número de puestos de trabajo registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), reconoció el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León.

El Banco Central corrigió su expectativa de empleo para este año, que hasta antes de la emergencia sanitaria por el COVID-19 anticipaba una creación de entre 440 y 540 mil nuevos trabajos.

Sin embargo, se prevé que en el 2020 podría observarse una cifra de desempleo de entre 800 mil y un millón 400 mil plazas, en tanto que para 2021 se podría presentar una variación de entre 200 mil y 400 mil puestos de trabajo.

Enfatizó que los choques derivados del impacto del brote de COVID-19 han sometido al mercado laboral mexicano a un alto nivel de estrés.

Durante la presentación del Informe Trimestral de enero a marzo de 2020 del banco central, dijo que la destrucción significativa de empleos formales que se registró en marzo y abril pasados se concentró en aquellas ramas que estuvieron más expuestas a la suspensión de actividades no esenciales debido a la emergencia.

Banxico recortó su pronóstico de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB), pero no publicó un solo escenario, como suele hacerlo, debido a la incertidumbre por el COVID-19.

inf.ADN40

Back to top button
Close