Noticias

Trabajos informales han ayudado a no visibilizar la realidad del desempleo en México: especialista

Más de la mitad de la población económicamente activa de nuestro país se encuentra trabajando en la informalidad y ello ha ayudado a invisibilizar el desempleo en México a tal grado que se nos ubica entre las naciones con menores índices de desocupación en América Latina y el mundo, opinó Ernesto Sánchez Sánchez.

El especialista en inserción laboral y condiciones de trabajo de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) estableció que a pesar de que el índice de desempleo en México pasó de 3.6 a 3.7 por ciento de diciembre de 2019 a febrero de 2020, México y Brasil siguen siendo los países con menores índices de desocupación en América Latina.

Observó que esta región es reconocida por el alto índice de desempleo pero que curiosamente México y Brasil son los países que menores tasas de desocupación tienen con índices similares al de Japón y los países nórdicos.

“Pareciera ser que estamos en un primer mundo y no es cierto porque no se toman en cuenta otros factores estructurales como la migración, la informalidad y el crimen organizado que han servido de amortiguador o válvula de escape”, aseguró.

Destacó que de la población económicamente activa en México, que son aproximadamente 57 millones de personas, casi 31 millones de personas que representan el 56 por ciento se encuentran en la informalidad.

Indicó que a partir de todos los cambios transicionales de gobiernos progresistas el número de desempleados en América Latina aumentó a 27 millones de personas lo cual ha traído como consecuencia un incremento en el número de migrantes hacia el vecino país del norte.

El también doctor en Ciencias Sociales detalló que de diciembre de 2019 a febrero de 2020 la tasa de desempleo pasó en México de 3.6 a 3.7 por ciento, siendo esta la más alta que se ha registrado de 2016 a la fecha.

Sánchez Sánchez consideró que los datos que arroja la encuesta nacional de ocupación y empleo que hace el INEGI cada trimestre son un tanto disfrazadas porque reflejan tasas de desempleo en México que están por debajo de países como España y similares a los países nórdicos, lo cual no es una realidad.

Entre los factores que han ayudado a mitigar la situación económica de las familias, mencionó las cifras records de las remesas que envían los migrantes de los Estados Unidos, la transformación del empleo formal a la informalidad, los trabajos temporales y los programas sociales del actual Gobierno Federal.

Otro dato aunado a la tasa de desempleo, es la del subempleo representada por la gente que tiene adicional para compensar los bajos ingresos, lo cual incide en la calidad de vida de estas personas porque prácticamente tienen que estar 24 horas trabajando.

Sánchez Sánchez estimó que con la desaparición de la figura del outsourcing las cifras de desempleo seguramente van a empezar a disminuir puesto que muchos de los trabajadores contratados bajo este esquema van a tener que ser registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Respecto al reto que tiene la actual administración federal que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador, puntualizó que sin duda alguna es la de generar una sinergia de crecimiento económico con fuentes de empleo formales que sean permanentes y con salarios dignos para los trabajadores.

Back to top button